La antesala del poder

 

… Este libro es un mural del sistema político mexicano que parece
haberse extinguido, pero que sigue latente, poderoso. No es un mundo de estadistas, sino de políticos y funcionarios de poca monta. La excepción, suele llamar la atención de los medios y de la misma sociedad.

Sus personajes, las criaturas de Sánchez Duarte, conducen el Estado sin proyectos de grandeza, sin intenciones de modificar el sistema, son hombres y mujeres de un agudo pragmatismo, nunca productos de una honda reflexión teórica, de una ideología clara, basada en los clásicos de la ciencia política. El suyo, es un mural e una larga época y allí están los personajes más llenos de vicios y defectos que de virtudes y valores positivos…

René Avilés Fabila