PATOTE

 

juanele-patotePatote tiene una economía de trazo ejemplar, y es una gran muestra del arte de alguien que realmente aprecia (y respeta) la caricatura, y reconoce el poder de la pluma para inyectar vida a sus personajes. No hay ninguna línea innecesaria o fuera de lugar: cada una conspira con la siguiente para darle vida a Patote, Chonito y el Ratón Bubónico. Con tan pocas líneas, pareciera que no es posible imprimirle tanta emoción a un personaje, pero Juanele se las arregla para que el desventurado pato y sus primos lloren, rían, sonrían maquiavélicamente y coman tamales. Cada uno tiene una identidad definida, y aunque todos son patos, todos son únicos en apariencia, estilo y expresiones.

Armando Valenzuela