Kichink
Síguenos en
  • Contacto55 5212 0015
  • Emailresistencia@editorialresistencia.com.mx

El cara de Memorándum y otras historias

Manuel Ahumada, de niño, leyó a clásicos de la historieta
mexicana como “Chanoc, aventuras de mar
y tierra” o “Tawa, el hombre gacela” pensando que
quizá él podría ser como aquellos dibujantes. Sin
embargo al crecer se dio cuenta que el mundo de la
historieta era tan desconocido, que ningún padre en
sus cabales dejaría que su hijo se dedicara a dibujar
“monitos”.
Sin embargo, Ahumada de alguna manera logró
escapar a ese mundo y desarrollar un estilo propio,
urbano y poético, que ha deleitado a los que hemos
tenido la fortuna de admirar su trabajo.
El cara de memorándum y otras historias, lo demuestra
sin duda. Una odisea gráfica extraordinaria.
Aldo Alba
el-cara-de-memorandumManuel Ahumada, de niño, leyó a clásicos de la historieta mexicana como “Chanoc, aventuras de mar y tierra” o “Tawa, el hombre gacela” pensando que quizá él podría ser como aquellos dibujantes. Sin embargo al crecer se dio cuenta que el mundo de la historieta era tan desconocido, que ningún padre en sus cabales dejaría que su hijo se dedicara a dibujar“monitos”. Sin embargo, Ahumada de alguna manera logró escapar a ese mundo y desarrollar un estilo propio, urbano y poético, que ha deleitado a los que hemos tenido la fortuna de admirar su trabajo. El cara de memorándum y otras historias, lo demuestra sin duda. Una odisea gráfica extraordinaria. Aldo Alba
Redes Sociales

 

PlayList un Millón de Gusanos